sábado, 13 de febrero de 2016

Los vagones del Museo de la Energía

Cuando hablamos en este blog de las dos locomotoras Baldwin que la Fundación Ciudad de la Energía había restaurado para su exposición, comentamos de pasada otro material ferroviario. Es su turno. Dos vagones de vía métrica y otras vagonetas de ferrocarril de tipo minero acompañan en el ámbito ferroviario a las locomotoras de vapor.
Nuestro agradecimiento a los responsables del Museo de la Energía de Ponferrada y Fundación Ciudad de la Energía, Ciuden, que nos han cedido esta fotografía y autorizado su publicación. Se trata de la Baldwin PV Nº9 en su ubicación definitiva en la segunda fase del museo, aún en obras.
El vagón gris
En el plan expositivo de la primera fase del Museo de la Energía iba incluida la colocación de una locomotora de vapor, la Baldwin Nº8 “Ponferrada” de la que ya hemos hecho referencia en este blog. Esta locomotora está situada en la parte superior del parque de carbones, cabecera de las tolvas de mineral desde las que luego se distribuía el combustible a las calderas de la antigua central térmica de la MSP en Ponferrada, edificio en el que se encuentra el “Ene Museo”.
Los responsables del museo decidieron acompañar la locomotora con dos vagones alusivos al ferrocarril del que procede la vaporosa: El tráfico carbonero del ferrocarril de Ponferrada a Villablino. De esta manera, el 3 de mayo de 2011, la Ciuden publicó sendos procesos de contratación para la adquisición de dos vagones de vía métrica, del tipo bordes medios, similares, reales o réplicas a los usados por la MSP en su ferrocarril berciano.
El vagón de bordes medios expuesto en el Museo de la Energía es réplica fabricada nueva de los originales "X" de la MSP.
Sondeos previos a los procesos determinaron que no era sencillo obtener los vagones deseados, habiendo descartado otras opciones como las típicas tolvas de carbón de dos ejes del ferrocarril. Por tanto, uno de los dos procesos se destinó a la construcción de un vagón totalmente nuevo, y otro a la adquisición de un vagón histórico real pero cuya procedencia finalmente no fue del Ponferrada-Villablino.
El primero de los vagones es una réplica fabricada por los talleres Mecalper S.L. de Carracedelo, de los de tipo bordes medios de la serie “X” del P.V. En 30 días, la empresa adjudicataria debía construir este vagón, con un precio de licitación de 24.125 euros sin IVA.
El pliego técnico declara las características técnicas que la réplica debía tener, que se cumplieron en el vagón construido. Es un vehículo de dos ejes, de bordes medios con estructura metálica pero tabiques de madera, con una puerta de doble hoja en cada lateral, freno de husillo y cajas de grasa “isothermos” o similar, según insistía el pliego.
El constructor del vagón respetó todos estos requisitos, realizando el vagón con estructura soldada, con la timonería de freno completa, ejes nuevos, tope de husillo y cadenillas, siendo pintado en color gris y numerado como “Xfh 53”. El vagón no tiene ni tubería de paso, ni manga de conexión en los testeros ni aparatos para el frenado por aire comprimido, pero tampoco lo exigía el concurso. Las letras “fh” significan freno de husillo, disponiendo la minúscula “a” los que además frenaban por aire comprimido. El vagón dispone de una carga de carbón real.
El vagón rojo
El otro vagón es real, histórico, pero procedente de un ferrocarril muy lejano al de la MSP. Procede del ferrocarril de Carcaixent a Dénia, que inicialmente lo fue desde la primera a Gandía, como “tramway” de ancho de vía 1.380 mm. desde el año 1864. Transformado a vía métrica, ampliado hasta Dénia y acabando en manos de la compañía AVT (Almansa, Valencia y Tarragona), el nuevo ferrocarril económico comenzó a explotarse en abril de 1884. AVT fue absorbida por la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España, “Norte”, en 1891, que además de su completa red de ancho ibérico también gestionaba esta línea alicantina y la del Tudela-Tarazona de ancho métrico. La línea permaneció desde 1942 bajo explotación de EFE, luego FEVE hasta los años 70 en los que fue transformada a ancho ibérico para su gestión por Renfe-Adif hasta la actualidad.
Detrás del vagón gris aparece este rojo, para nada relacionado con el ferrocarril en la comarca berciana pero con una muy interesante historia que lo convierte en pieza única.
El vagón que ha venido a Ponferrada es uno de los escasos restos de aquel ferrocarril económico, fabricado por Metalúrgica del Llobregat en 1925 y perteneciente a la subserie de vagones numerados 76 a 99 de la más extensa serie U-51 a 120. Posee un sistema de freno por galga, original del vagón, constituyendo una de las escasísimas piezas conservadas con este tipo de frenado. También son a destacar las cajas de grasa tipo 7 de Norte que lubricaban el eje por capilaridad en unas mechas. Posee enganche de platillo en sus extremos, similar al del vagón “X”, pero no están acoplados. El vagón llegó el 1 de julio de 2011 a las instalaciones del museo.
Vista trasera del vagón rojo y conjunto del tren expuesto, en la parte superior de las tolvas de carbón para alimentación de la central térmica de la MSP en Ponferrada.

Al igual que con el vagón anterior, en la web de licitaciones de CIUDEN aparece el pliego técnico que se usó para su adquisición.
En el siguiente enlace del blog “historias del tren” de Juanjo Olaizola se reseña este ferrocarril, con ocasión de su reciente sesquicentenario.
http://historiastren.blogspot.com.es/2014/02/carcaixent-denia-sesquicentenario-del.html
Detalle del freno de galga, usado en los primeros tiempos del ferrocarril. Mecánico y de accionamiento manual. La graduación del frenado se conseguía encajando la larga barra de palanca en los distintos escalones de la pieza del extremo.
Las tolvas mineras
Completan los vehículos ferroviarios del museo un conjunto de pequeñas tolvas de tipo minero, de ancho de vía 60 centímetros. Una de ellas la encontramos en la parte inferior de las tolvas de carbón del parque de carbones, para su desplazamiento a lo largo de las bocas de descarga. Es de tipo volquete, con la peculiaridad de que su depósito en forma de “V” se encuentra en perpendicular al eje de la vía, girada 90º respecto a lo habitual en este tipo de vagonetas.
Tolva de tipo minero con el volquete girado 90 grados respecto al eje del vehículo. Fabricantes como Orenstein & Koppel ya incluían en sus catálogos de material para minas tolvas con esta disposición, por lo que no era necesario transformarlas.
Otro ejemplar se conserva en la zona de los ceniceros bajo las calderas de carbón del edificio más grande de la central térmica. Las tolvas con la ceniza procedente de la combustión del carbón se desplazaban con ayuda “Del maquinillo 6” según un ferroviario jubilado, que sin duda era la locomotora de vapor de ancho de vía 60 cm. MSP Nº6 (Henschel de 1919).
Tolva unificada DIN de 500 litros expuesta en la zona de ceniceros de la central térmica de la MSP de Ponferrada. Una como esta y otro ejemplar del doble de capacidad se encuentran en el Museo del Ferrocarril de Ponferrada, pero también y por tiempo indeterminado en grandes montones cercanos a las antiguas explotaciones carboneras de interior.
Más antigua que la anterior, esta otra tolva da la bienvenida a los visitantes que se acercan al Museo de la Energía por el aparcamiento provisional situado bajo el puente sobre el río Sil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario