martes, 11 de abril de 2017

Los apeaderos de Columbrianos, Corbón y Villarino

Tres edificios idénticos para otros tantos apeaderos de la línea ferroviaria de Ponferrada a Villablino. A pesar de que existen otros edificios originales de la construcción del ferrocarril con función de apeadero de distinta tipología, consideraremos los del artículo de este mes como unificados.
Estado actual del apeadero de Corbón del Sil. A la derecha, la vía continúa encajonada entre el río y una trinchera hacia Villablino. A la izquierda, la antigua carretera a Villablino se dispone a cruzar el Sil hacia el pueblo de Corbón.

Columbrianos
Columbrianos es una localidad del municipio de Ponferrada en donde nace la carretera hacia Fabero desde la de Ponferrada a Villablino. Entre ambas, nuestra línea ferroviaria del P.V. disponía de un modesto apeadero para la población, que a su vez está muy cercano a la estación de San Andrés de Montejos. Hoy en día no se conserva ningún resto del apeadero, y la traza de la vía es hoy una calle, que además de unir las dos carreteras citadas, desemboca en la actual rotonda de acceso a la autovía A-6, en la zona en la que además nacía el ramal ferroviario a la térmica de Compostilla I. Columbrianos se encontraba en el punto kilométrico 4,297 de la línea, a 518 metros de altitud. En sus inmediaciones se encontraba la señal avanzada de la estación de San Andrés de Montejos.
Fotografía de Wilson Lythgoe publicada en la web internationalsteam.co.uk, que muestra el desaparecido apeadero de Columbrianos, idéntico a los de Corbón y Villarino. Hoy el lugar de la foto es una calle asfaltada. Se aprecia al fondo una señal luminosa de dos focos tipo Adaro, avanzada de San Andrés de Montejos, y la barrera del paso a nivel de la carretera de Villablino.
Corbón del Sil
En el kilómetro 41,488 de la línea original y a una altidud de 769 metros, entre las estaciones de Páramo y Palacios se encuentra el apeadero que sirve a la población de Corbón del Sil. El paraje es muy angosto, pues la zona por donde discurre este tramo de vía es una apretada ladera de la ribera del río Sil donde comparten espacio la carretera de Ponferrada a Villablino y la población de Cediel. De hecho, el pueblo de Corbón se sitúa en la ribera contraria, más soleada, y unida con el apeadero mediante un puente de la carretera que arranca del propio apeadero. Da cuenta de la estrechez de la zona el hecho de que Corbón no disponía de andén, debiendo los viajeros del tren correo apearse directamente sobre la carretera.
La vía se encuentra llena de óxido por la ausencia de circulaciones en la línea desde hace ya demasiado tiempo, pero el edificio se encuentra deteriorado y abandonado de hace muchos más años. Se comprueba el estado del tejado en su vertiente lado Villablino, completamente derruído. La simplicidad del edificio y lo sólido de su construcción han evitado de momento una ruina total.
En torno al año 2000 la situación era algo mejor. La actividad en la línea mantenía a raya la vegetación en el entorno y el edificio estaba más íntegro.
Una variante de la actual CL-631 que mejora el trazado por la zona y enlaza con la carretera a la térmica de Anllares eliminó en su día un paso a nivel a medio camino entre Páramo del Sil y Corbón. No obstante, y pese a la importante disminución del tráfico en esa zona, permaneció en el acceso al lugar de Cediel un peligroso paso a nivel que en la modernización de la línea de finales de los noventa fue dotado de semibarreras y protección luminosa y acústica.
En abril de 2004 el tejado no se había hundido aún del todo. Obsérvese la señal de Silbar, en situación distinta a la fotografía mostrada más arriba. Se trata del aviso acústico necesario para avisar de la presencia del tren al complicado paso a nivel de Cediel, a unos cien metros más adelante.
A unos 200 metros en dirección a Villablino se encuentra un depósito de agua con grúa para abastecimiento de las locomotoras de vapor, hoy en día en mucho peor estado que el que se muestra en la fotografía adjunta. Corbón se encuentra en el actual kilómetro 27,3, con el actual origen de la kilometración en Cubillos del Sil.
Depósito de agua y grúa para abastecimiento de las locomotoras de vapor, a unos 200 metros del apeadero, en fotografía de Alejandro Campillo.
Villarino
Justo antes de la boca del túnel número 10 de la línea, en los kilómetros 58,408 original y 40,22 actual, y a una altitud de 910 metros, aparece el apeadero de Villarino. De nuevo y como en el caso de Corbón, la línea ferroviaria y su apeadero se encuentran en la ribera izquierda del río Sil, mientras que el pueblo aparece en la ribera contraria, a una altura algo mayor. De nuevo un puente de la carretera comarcal permite la unión de población y apeadero. También se trata de un lugar difícil en lo orográfico, pues muy pocos metros antes del edificio del apeadero, la vía se sustenta y separa del río Sil mediante un muro de contención.
Villarino en la actualidad. La vegetación invade todo el espacio. El tejado también muestra la huella del abandono y el paso del tiempo, pero al menos se conserva más entero que el de Corbón. Los árboles de la derecha son ya la ribera del Sil, y a la izquierda del edificio apenas se distingue la vía, y su muro de contención.
El tren especial de viajeros de mayo de 1999 para el congreso de AIMFETUR, a su paso por Villarino. Algo más despejado que en la imagen anterior, desde el mismo punto. Los muros del río y de la vía se ven con más claridad, y la explanada del apeadero permitía el acceso de vehículos.
¿Otros edificios similares?
Nos queda la duda de si el apeadero de Rabanal (P.K. 58,668) respondía a la misma tipología que los tres descritos. No conocemos constancia gráfica de dicho apeadero, original de la línea del ferrocarril y que desapareció en 1966 con la construcción del embalse de Las Rozas y la creación de la variante ferroviaria en su lugar. El mismo problema nos aparece al identificar el primitivo apeadero de Cubillos del Sil, situado en la boca lado Ponferrada del túnel que hoy en día atraviesa la loma hacia el embalse de Bárcena. Similar pero no idéntico es el edificio de San Miguel-Villager, construido en esa época de la variante de Las Rozas, al que dedicaremos algunas palabras en otra ocasión. Otros apeaderos de la línea responden a arquitecturas diferentes.
En el año 2000, al igual que ocurría con Corbón, todo estaba aún más limpio de vegetación, el edificio más entero a pesar de no usarse desde el fin de la circulación del tren correo, y la vía mostrando el estado de plena actividad. Al fondo, el túnel número 9.
Más de cerca, el estado actual del edificio del apeadero de Villarino en la actualidad.
Al igual que ocurría con Corbón del Sil, el apeadero se encuentra en una ribera del río y el pueblo en la contraria. Las casas que se distinguen entre el apeadero y el túnel corresponden a Villarino, accesible mediante una carretera que nace de la comarcal Ponferrada-Villablino. La carretera cruza el río a la altura del edificio en la foto. A la derecha, la embocadura del túnel 10.
Los edificios
Se trata de una construcción muy sencilla que sin embargo posee algún elemento constructivo que lo hace más agradable a la vista. Es una construcción de planta rectangular con tejado a dos aguas de cumbrera perpendicular al eje de la vía. Una sola abertura en la fachada del lado de la vía con arco rebajado que daba acceso a la zona de espera de viajeros, sin mobiliario. La construcción posee una base de piedra de unos 40 cm. de altura desde la que arranca el cuerpo del edificio íntegramente de ladrillo. Las esquinas y arco han quedado con el ladrillo visto, mientras que los tabiques fueron enfoscados y pintados de blanco. El tejado es de pizarra sobre estructura de vigas de madera. Encima del arco, los tres apeaderos disponían del nombre de la población a la que servían en los caracteres típicos y más conocidos del ferrocarril, en color verde. Al menos el edificio de Corbón disponía de instalación eléctrica para iluminación, como así lo atestigua su contador en el exterior.
Aunque hubo más tipografías en las estaciones del P.V., la de la imagen es la más conocida por los aficionados y usuarios del ferrocarril. Los tres apeaderos conocidos de este estilo disponian encima del arco de entrada de su nombre en relieve.
Dimensiones generales de los edificios de apeadero de Columbrianos, Corbón y Villarino. Como todas las imágenes del blog, al hacer clic en ellas se despliegan en su tamaño original.
Vista en tres dimensiones del edificio de los apeaderos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario