viernes, 17 de junio de 2016

La Casa del Tren de Toral de Los Vados

La estación de ferrocarril de Toral de Los Vados es hoy en día un centro de interpretación del ferrocarril, a modo de pequeño museo de temática muy concreta. A pesar de que desde su inauguración solo abre al público durante dos días al año, es uno de los pilares de las ediciones anuales del “Toral en tren” que organiza este ayuntamiento berciano.
Día de niebla en Toral de Los Vados hace unos años. El edificio de la estación antes de ser reformado como centro de interpretación.


La fiesta “Toral en tren” nació en 2002 para rendir homenaje al ferrocarril, debido al fuerte vínculo que la localidad berciana de Toral de Los Vados tiene con este medio de transporte. Un evento de distracción para los vecinos, a quienes hacen ir vestidos de época en gran parte de los actos, yque fue también durante las primeras ediciones un encuentro de asociaciones y aficionados al ferrocarril.
Fachada del lado población el mismo día de la fotografía anterior. La entrada al andén se realiza por el paso detrás del coche rojo, y actualmente la única entrada a la zona de exposiciones es la puerta situada debajo del letrero "Renfe".
Imagen de la estación de Toral más antigua. Fuente: Ayuntamiento de Toral de Los Vados.
Desde el primer año, una cambiante exposición de maquetas y objetos ferroviarios, aportaciones de alejados puntos geográficos, se ubicaba en una carpa montada al efecto. Mientras tanto, el edificio de la estación de Toral permanecía sin uso ferroviario y sufriendo los efectos del abandono de su normal actividad.
Nada más entrar en el edificio, nos encontramos el mostrador de recepción, en donde se realiza la distribución de folletos y venta de objetos ferroviarios, además de dar la bienvenida a la exposición.
Por detrás del mostrador anterior se accede a una pequeña sala. Esta habitación antes de la reforma solo tenía acceso por una puerta del lado vías del edificio, y era el inicialmente destinado a ser sede social de la Asociación Berciana de Amigos del Ferrocarril. Donde hoy se muestra una rueda ferroviaria, una señal luminosa de un solo foco y varios cupones de carril, en la exposición original aparecía una demostración práctica de la diferencia de rozamiento entre los distintos medios de transporte.
Vista posterior de la fotografía anterior y en la misma sala, un tramo de vía muestra los distintos elementos de una vía ferroviaria, ambientada con fotos de gran tamaño.
El Ayuntamiento, todavía denominado de Villadecanes, emprendió las negociaciones necesarias para conseguir la cesión del edificio y proceder a su mantenimiento y reformas estructurales. Una de las habitaciones de la planta baja se cedió temporalmente a la ya inactiva Asociación Berciana de Amigos del Ferrocarril, para albergar allí su sede. Sus socios pintaron todo el interior, sustituyeron parte de la instalación eléctrica y comenzaron a ubicar objetos ferroviarios. Otra estancia de esa planta baja sigue en manos de ADIF, para ejercer de gabinete de circulación de la estación en caso necesario, pues la línea se gobierna desde León por el sistema de CTC implantado hace décadas.
Maqueta de escala N (1:160) creada por un aficionado de Carracedelo. Esta maqueta estuvo expuesta en las navidades de 2013 en las instalaciones de Prada a Tope en el Palacio de Canedo, cercano a Cacabelos.
El Ayuntamiento comenzó las obras en la estación, que dejaron a la asociación sin su pequeño espacio. Las intervenciones más importantes fueron la sustitución de la pizarra del tejado y la instalación de un ascensor interior. La nueva distribución de espacios, adecuación de escalera, suelos, paredes, iluminación y fachada exterior completan la actuación en el edificio.
La edición de Toral en Tren de 2016 se dedicó a los automotores de Renfe, y por tanto los dioramas y maquetas expuestos en la casa del tren tuvieron como protagonistas diversos ejemplares de estos vehículos.
En la primavera de 2010, con el edificio ya terminado, la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden) colaboró con el Ayuntamiento de Toral en la musealización del interior del edificio. Para ello, licitó el proyecto museográfico y museológico del aula de interpretación de Toral de Los Vados. Fueron tiempos en los que la Ciuden invirtió recursos en varios municipios bercianos, y en el caso de Toral de Los Vados, también por ejemplo con el albergue de la playa fluvial. Por 72.800 euros la empresa asturiana Proa Sur S.L. se hizo con el contrato, que ejecutó durante el medio año siguiente.
Una sencilla maqueta a escala G (1:22,5) de la marca LGB y ambientada en el Oeste americano, se distribuye entre dos habitaciones atravesando la pared, simulando sendos túneles.
Otra de las maquetas a escala N, con dos trenes en circulación, con ambiente urbano. El Ayuntamiento posee una gran maqueta de esta escala ambientada en el propio Toral de Los Vados que actualmente no se encuentra en exposición.
De esta forma, en la edición número 9 del Toral en Tren, la correspondiente al primer fin de semana de junio de 2010, se pudo inaugurar la Casa del tren. Desde entonces, la mayor parte de su contenido expositivo permanece invariable, que es la relación del pueblo con las líneas ferroviarias de su entorno. Anualmente, y de acuerdo con la temática del Toral en tren, se adapta parte de la exposición, como por ejemplo acaba de suceder en 2016 con los automotores y unidades de tren de Renfe.
El entorno de la casa del tren se completa con la presencia del coche restaurante ya abordado en este blog, y la restauración del antiguo almacén de mercancías de la estación como biblioteca municipal, que integran el conjunto de la infrautilizada estación en la población.
Objetos ferroviarios de diversos orígenes y fotografías de varias épocas salpican todos los rincones y paredes del edificio.
Cuando el Toral en Tren estuvo dedicado al transporte de correo por ferrocarril, gran parte de la casa del tren se llenó de objetos relacionados con el mundo postal. En la repisa de la ventana, una locomotora de vapor real de 5 pulgadas de ancho de vía, temporalmente expuesta por el CIMAF madrileño.
Estancias del edificio
Entrando por el lado población del edificio, única entrada posible en la actualidad, aparece ante nosotros la estancia de recepción y bienvenida, con un mostrador en el que se ofrecen productos relacionados con Toral en tren y dípticos diversos. Un acceso al fondo nos permite comprobar en otra estancia la forma que tiene la vía ferroviaria y algunos objetos relacionados con ella como una señal luminosa o una rueda. Mediante el ascensor o escaleras se accede a la segunda planta.
Distintas clases y épocas ferroviarias representadas en los asientos de la zona de audiovisuales, de la planta superior.
En ella y como en la superior, se distribuyen diversas maquetas en escalas N, HO y G, la mayor parte de ellas creadas por personal del Ayuntamiento, junto a vitrinas que exponen objetos ferroviarios y fotografías. En la planta alta, tres filas de asientos recuperados de otros tantos trenes, de diversas épocas, ambientan una pequeña sala de audiovisuales. Se ha previsto además una estancia para biblioteca que por el momento no se ha desarrollado.
Otra perspectiva del edificio de Toral, en una tarde más soleada que las fotografías que abren este texto.
Dejaremos para una entrada posterior del blog la forma en si del edificio y su historia, puesto que su fisonomía pertenece a un modelo bastante normalizado y repetido en varias de las líneas de Palencia – A Coruña y León – Gijón, en estaciones pequeñas y apeaderos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada