domingo, 15 de marzo de 2020

De Cubillos del Sil a Toreno (excluidos)

El pasado día 7 de marzo, un grupo de socios y acompañantes de la Asociación Cultural Ferroviaria Berciana (CFB) realizó una caminata por la traza ferroviaria del ferrocarril Ponferrada-Villablino entre las estaciones de Cubillos del Sil y Toreno. En este blog ya habíamos comenzado a detallar el recorrido del ferrocarril con los artículos de Ponferrada a Cubillos y el ramal a Compostilla I. En este texto avanzaremos un tramo más.
Entre túneles, prácticamente incomunicado con la población que le da nombre, el apeadero de Pradilla se encuentra en mitad del recorrido caminado entre Cubillos del Sil y Toreno.
Los socios escogieron este primer tramo de línea para la actividad de senderismo por varias razones. La línea aún no se encuentra con actividad ferroviaria, a pesar de que el desbroce y adecuación ya ha felizmente comenzado desde Villablino, y por tanto caminar por la vía del tren es, excepcionalmente, un acto seguro. Esta garantía se refuerza debido al lamentable robo de carril en cuatro pequeños tramos que impide cualquier circulación de trenes. A su vez, este tramo corresponde a la variante realizada al construir el embalse de Bárcena, que cuenta con una ancha plataforma capaz para dos vías, cuyo espacio ocupa un camino paralelo. También la vegetación ha respetado, de momento, la plataforma ferroviaria, al contrario de lo que ocurre en otros intransitables tramos de la línea hacia Villablino.
Salida de la línea general desde Cubillos hacia Villablino. Quizá la propia estación de Cubillos sea la que más vegetación tenga de todo el recorrido. El vandalismo se ha adueñado de todo lo que tenga componente metálico.

Punto de unión de las vías que dan lugar a la estación de Cubillos, vista saliendo hacia Villablino.

En el primer kilómetro, leves derrumbes de las trincheras cercanas, parte de ellas arcillosas, tendrán que ser retirados para poner la vía en servicio, aunque de momento ninguno de ellos llega hasta el carril. Los pinos amenazan la integridad de la vía, por su capacidad destructiva durante su crecimiento.

El embalse se encuentra bastante lleno, lo que impide en esta ocasión contemplar el trazado original, paralelo al caminado desde el punto de la fotografía. Al fondo, la central térmica Compostilla II.

Tirantes colocados en varios tramos del recorrido, uniendo traviesas. También hay muchas grapas que colocadas por debajo del carril, impiden el desplazamiento longitudinal del mismo.
En Cubillos del Sil comienza la vía férrea que se mantuvo en servicio hasta 2014, y comienza también la nueva kilometración con hectómetros de chapa, lo que nos permite calcular las distancias recorridas caminando hasta el kilómetro 11.0 situado en la estación de Toreno, fin de la excursión. Como curiosidad, comprobamos que los nuevos hectómetros solo muestran su información en uno de los sentidos, situándose los hectómetros impares a la derecha de la vía, visibles para los trenes ascendentes (Y de numeración impar), y al contrario para los hectómetros pares.
El primer túnel es el más corto de los tres del trayecto. Tanto es así que no se precisa ningún tipo de iluminación artificial para atravesarlo. En el hastial izquierdo, un refugio.

Dejamos atrás el primer túnel, pero pronto nos encaminamos al segundo, de una longitud algo mayor.

La longitud de este segundo túnel ya aconseja el uso de iluminación artificial. Sin embargo, se encuentra en alineación totalmente recta, como lo demuestra el pequeño punto de luz de la fotografía: La boca contraria.

Hacia el final del segundo túnel aparece una ventana hacia el valle del río Sil.

Son varios los pequeños tramos de vía donde los amigos de lo ajeno han robado carril. En este caso, a la salida del segundo túnel.
El trazado arranca de la estación de Cubillos como decimos en una ancha plataforma preparada para doble vía, a unos 30 metros de superior cota respecto al trazado original del ferrocarril y que queda inundado por el embalse de Bárcena. El conjunto de la variante alarga el recorrido total unos 3 kilómetros, y en el tramo desde Cubillos aparecen tres túneles, dos viaductos y dos apeaderos.
Los túneles tienen consecutivamente 204,8, 740 y 1.269 metros de longitud, situándose entre el segundo y el tercero el apeadero de Pradilla. De su edificio y del similar de Santa Marina del Sil ya hemos tenido ocasión de hablar en este Blog.
El apeadero de Pradilla se encuentra entre el segundo túnel y el tercero, cuya boca vemos al fondo. El camino para acceder al pueblo que da nombre al apeadero se encuentra lejos, al otro lado del valle que se remonta a la izquierda, hoy con un camino impracticable.

Vista contraria a la anterior, hacia Cubillos del Sil.

El hueco entre montañas, por el que discurre el arroyo de Valdelacueva, es la vía de acceso a Pradilla, que se ubica a unos dos kilómetros y medio camino arriba.

Boca del tercero de los túneles, con el camino paralelo totalmente inundado.

El apeadero de Pradilla, visto desde el interior del tercer túnel.
A la cola del embalse, en lugar similar al original puente metálico que también atravesaba a la otra orilla del Sil, se montó el viaducto del Cantarín, de 177,9 metros de longitud y espectaculares arcos de hormigón, seguido metros más delante de otro con 149 metros, de arcos. Más adelante, en las cercanías de Santa Marina, se encuentra su apeadero.
La salida del tercer túnel, en curva, nos dirige de cabeza al puente del Cantarín, en la cola del embalse de Bárcena. En la zona quedan restos de los edificios usados en la construcción de la variante, y la gran escombrera de material extraído del túnel.

Fotografía de autor desconocido, procedente de los grupos de Facebook de fotos antiguas de la zona, con un tren correo ascendente en el puente del Cantarín, con un embalse más o menos lleno como el día de la caminata.

Sobre el puente Cantarín, cuyas vallas se encuentran en mal estado (¡Precaución!), aparece uno de los hectómetros antiguos de la línea, clavado en el hormigón.

El siguiente puente, en un afluente a la cola del embalse y a unos 400 metros del cantarín, es una estructura de arcos, que vemos en otra de las fotos del autor "CHP3" en los citados grupos de fotos de Facebook.

Desde Santa Marina, existen algunos pasos superiores para caminos, y pasos de agua como el de la imagen. Recordemos que la variante de Bárcena se construyó sin pasos a nivel, como en general todas las obras ferroviarias de la época.
Pasado el arroyo Velasco, que se supera mediante un pequeño puente, se unen el trazado original y la variante, coincidiendo los kilómetros 19,738 original, 22,514 definitivo, y en torno al 8,500 actual desde Cubillos.  
A pesar de que todo el trazado se encuentra preparado para una posible doble vía, nos encontramos a la salida de Santa Marina con una gran trinchera en la que cabe solo una vía.

Pasado Santa Marina, aproximadamente en el punto de la fotografía anterior, se dejó capturar el tren especial de la asamblea AIMFETUR de 1999. Hoy en día no se podría realizar esta foto, no solo porque este tren no puede circular por varias circunstancias, sino tambien por el crecimiento de toda la vegetación en estos 21 años.

Otro paso superior, pasada la trinchera de hace dos fotografías.
Antes de llegar a Toreno, pasamos junto a los restos del cargadero de Nicolas G. Daurana del que aún se conserva una topera de hormigón, uno de los tramos donde se ha robado carril (Son cuatro en total, de una longitud no superior a los 40 metros de vía cada uno), y el paso superior que sustituyó al antiguo paso a nivel de la carretera LE-463 que une Toreno y Bembibre desde 1997, el mismo año en que se completó la renovación de la vía ferroviaria con el tramo objeto del texto.
Puente sobre el arroyo Velasco, paralelo a la carretera. A la izquierda, unos 125 metros aguas abajo, sobrevive el puente del trazado original, para un camino.

Este es el punto exacto de unión del trazado original, que nos aparece por la izquierda, y el actual, entre el punto kilométrico y la caseta. A la derecha ya se encontraban las instalaciones del cargadero de Nicolás G. Daurana.

Unos metros más adelante, el bloque de hormigón de la derecha era la topera de la vía del cargadero de Nicolás G. Daurana.

El tramo más largo de robo de carril se encuentra ya cerca de Toreno. Los ladrones habían cortado varios tramos de carril con oxicorte, pero la Guardia Civil los pilló a tiempo.

Esta foto es del 27 de noviembre de 2012, con la línea todavía en servicio, en la que enseñamos los últimos metros del tramo hasta Toreno (El edificio blanco de la izquierda), desde el paso superior de la carretera entre Toreno y Bembibre.
La excursión acaba en la estación de Toreno, que también cuenta con artículo en este blog. Bueno, más bien, la excursión acaba en el restaurante Casa Salomé, antigua residencia de solteros de la MSP.

No hay comentarios:

Publicar un comentario