miércoles, 11 de diciembre de 2019

2019 en el ferrocarril berciano: Un año de efemérides

El año que acaba muestra, por fin y tras lo visto en los resúmenes anuales de este mismo blog sobre los años precedentes en lo ferroviario, buenas noticias. Después de años de trámites, arranca con un hecho relevante el uso como ferrocarril turístico, histórico y escenario de innovación y desarrollo el centenario tren de Ponferrada a Villablino: En octubre se volvió a mover por sus medios en Villablino la locomotora Macosa 1004.
La mejor de las imágenes para resumir el año 2019: Una locomotora diésel del ferrocarril Ponferrada-Villablino volviéndose a mover por sus propios medios por las vías en las que han desarrollado su trabajo desde principios de los ochenta. Pistoletazo de salida y gran paso dado hacia el esperado tren turístico con material histórico en el P.V.

Destacaremos sin embargo de este 2019 la acumulación de cifras redondas, efemérides, aniversarios de hechos relevantes en el ferrocarril berciano. Y entre todos, el centenario de la inauguración del ferrocarril de Ponferrada a Villablino. Pero como ya nos referimos a esta importante efeméride en el mes de julio, daremos protagonismo a los otros eventos recordados este año.
70 años de la electrificación de la rampa de Brañuelas
El “Primer Plan de Electrificaciones” de Renfe se firmó en un Decreto el 25 de enero de 1946, y entre la lista de líneas en las que intervenir figuraba en primer lugar el tramo de Brañuelas a Torre del Bierzo. Mediante un denominado “Plan de Urgencia” aprobado el 6 de febrero de 1948 se iniciaron las obras de la línea de contacto para estos 21,7 kilómetros de vía única, la subestación de La Granja, las modestas instalaciones para mantenimiento de locomotoras eléctricas en Brañuelas y el préstamo de siete locomotoras 7400 desde las líneas de Madrid a Ávila y Segovia.
Dos locomotoras de la serie Renfe 7.700, apodadas "Inglesas", bajo las vías electrificadas de Ponferrada. Fotografía de Rafael Fernández-Llebrez publicada en el Blog "Historias de Tren" de Juanjo Olaizola.
La explotación regular comenzó el 15 de diciembre de 1949, en la tensión provisional de 1.500 voltios en corriente continua, que permitía usar las locomotoras citadas. Pero la tensión prevista de forma definitiva era del doble de este valor, los 3.000 voltios que acabaron siendo la tensión estándar del ferrocarril de vía ancha español, tras la progresiva eliminación de los 1.500 allí donde se habían instalado, y hasta la llegada de la corriente alterna de algunas líneas actuales y todas las de Alta Velocidad.
Cuatro años y unos días más tarde, el 10 de enero de 1954 (Hace 65 años por tanto), entró en servicio una primera ampliación de esta pionera electrificación berciana, con el tramo de Torre del Bierzo a Ponferrada. Este fue el primer tramo a la tensión de 3.000 voltios en corriente continua inaugurado en época de Renfe, y coincidió con el cambio de tensión del tramo anterior. Sucesivas ampliaciones desde 1955 y hasta 1981 completaron la línea de León a Vigo bajo catenaria.
75 años del accidente de Torre del Bierzo
Hace cinco años y con motivo de otra cifra redonda, tratamos en este mismo blog diversos temas y bibliografía sobre este conocidísimo accidente. En 2019, y coincidiendo con los 75 años de que ocurriera tal siniestro, el Ayuntamiento de Torre del Bierzo programó varios eventos en recuerdo, como la inauguración de una escultura a las puertas del Ayuntamiento, el montaje del tren de 5 pulgadas de la Asociación Cultural Ferroviaria Berciana, las proyecciones del corto documental “Túnel 20” de Ramón de Fontecha y el más reciente documental de Televisión Española “El tren de los desaparecidos”. Pero cobra más relevancia el libro titulado “La verdad sobre el accidente ferroviario de Torre del Bierzo (1944)” de Vicente Fernández, que reseñamos en este mismo blog hace dos meses y sobre el que no vamos a insistir, por tanto.
Torre del Bierzo cuenta desde enero de 2019 con un nuevo elemento recordatorio del terrible accidente de 1944. En la semana del 75 aniversario del suceso, Torre organizó una serie de actos entre los que se encontraban esta escultura, una charla y posterior libro sobre el accidente, el montaje del tren de 5 pulgadas de la asociación CFB, la reposición del documental Túnel 20 y la muestra del documental de TVE.
20 años de Museo del Ferrocarril de Ponferrada
Centro cultural dedicado a la memoria del ferrocarril en nuestra comarca, inevitablemente nos hemos tenido que referir a él, y a su contenido, en varias ocasiones durante las decenas de artículos de este blog. En concreto, en el mes de mayo, un texto sobre las dos primeras décadas de historia del centro. Con motivo de estas dos décadas, pero también por la cercanía de las elecciones municipales, se volvió a encender la locomotora de vapor PV31 en las vías del museo, haciendo los pequeños recorridos que le permiten las instalaciones disponibles.
La última incorporación en el Museo, ocurrida a finales de 2018 como comentamos ya en el Blog, fue a su vez la locomotora más antigua de las conservadas en la sede. Se trata de la MSP 52, original "Sestao", que estuvo conservada hasta el año pasado en Padrón.
Otras novedades en el ferrocarril berciano
Hacia final de año, el Consorcio Tren Turístico Ponfeblino, como sabemos integrado por los seis ayuntamientos del recorrido, el Consejo Comarcal del Bierzo y la Asociación Cultural Ferroviaria Berciana (CFB), hizo pública la cesión de las instalaciones del ferrocarril en el término municipal de Villablino por parte de la Junta de Castilla y León, y la próxima cesión del resto de la línea hasta Cubillos del Sil. También se presentó el nuevo logotipo del Consorcio y se hizo público un vídeo promocional que se presentó por primera vez en la feria INTUR de Noviembre.

Meses antes, la empresa ARMF S.L., comenzó a acondicionar los talleres de Villablino para comenzar con los múltiples proyectos que ya nos habían avanzado en el curso de verano de la UNED. Mientras tanto, se recuperó para el servicio activo la locomotora Macosa 1004, primera de las cuatro que se conservan del ferrocarril en nuestro territorio, y se desbrozó y acondicionó el trazado ferroviario en las inmediaciones de los talleres. La Alco 1006 y el furgón taller aguardan su traslado a Villablino.
¡¡¡Una locomotora eléctrica en el P.V.!!! Tal exótica aparición responde al primer trabajo de envergadura que afronta la empresa ARMF en los talleres ferroviarios de Villablino. Son locomotoras francesas que vienen temporalmente para una completa reparación. Ver un pantógrafo en funcionamiento en el P.V. va a ser imposible para muchos años.
En ocasiones han circulado fotografías, como la mostrada, por redes sociales y grupos de mensajería móvil, con el traslado de las locomotoras del P.V. hacia nuevos destinos. Las 4 locomotoras que abandonaron el P.V., dos Macosa y dos Alco, han sufrido una revisión para su funcionamiento, excepto la Alco que se encontraba a medio reformar.
Mientras tanto, el deterioro continúa por la línea, como años atrás, y debemos insistir en que cuanto más tiempo transcurra hasta su recuperación, más cara será ésta. Por ejemplo, el puente sobre la cola del embalse de Las Rozas, en Villablino, sufrió un principio de descalce de uno de sus estribos tras una riada. En la sección de Cubillos a Ponferrada, el Ayuntamiento de esta primera localidad decidió acondicionar parte de la traza original a ambos lados de la principal carretera de acceso. Y en el inicio del ramal a  Compostilla II, en noviembre comenzó la obra para eliminar el estrecho y peligroso paso inferior que da acceso a la carretera de contorno del embalse de Bárcena. Y aunque sea tema menor, parte de los pasos a nivel entre Cubillos y Ponferrada que aún conservaban un par de metros de carril, han sido asfaltados. No todo es malo. El colectivo Promonumenta, con colaboración de la Asociación Cultural Ferroviaria Berciana, se propuso realizar una hacendera para limpiar el entorno de la estación de Páramo del Sil, que ha tenido que ser pospuesta varias veces por la persistente mala climatología del último otoño.
Cultura y preservación del patrimonio histórico
Los Ayuntamientos de Fabero y Torre del Bierzo han puesto en marcha sendas iniciativas para la conservación de su patrimonio industrial histórico, y concretamente relacionado con el ferrocarril. El primero de ambos mantiene una mina imagen en el antiguo “Pozo Julia”, y ha retomado la idea de poner en marcha un corto recorrido de un tren minero, tal y como se fue a sugerir y presentar por parte de la Asociación Cultural Ferroviaria Berciana en una charla celebrada allí en 2013.
La UNED organizó durante tres días del mes de julio un curso de verano en Villablino, que el Ayuntamiento completó con otros actos como la exposición fotográfica de Daviz Zamorano o el montaje del tren de 5 pulgadas de la Asociación CFB. En la imagen, Manel de ARMF, Alejandro Campillo de CFB, Mario Rivas, Alcalde de Villablino y Esther Aparicio, en una de las mesas del curso. El resúmen de los actos se puede leer en la web de la CFB.
Las riadas se llevan por delante todo lo que encuentran, como es el caso del estribo del puente ferroviario de la cola del embalse de Las Rozas, que se deberá reforzar, aunque no presenta peligro para una eventual circulación ferroviaria.
  Torre pretende emular a los Ayuntamientos de Brañuelas y Toral de Los Vados con un centro de interpretación del ferrocarril, con especial atención al accidente que tuvo lugar en su estación, en el edificio de viajeros, formando así una interesante red comarcal de pequeños museos del ferrocarril. Pero en Torre también existe una iniciativa privada, promovida por el empresario Manuel Lamelas Viloria, que pretende poner en valor sus instalaciones mineras abandonadas, contando con la recuperación de material y recorridos de tren minero. Deseamos el mejor de los futuros a todas estas interesantes iniciativas.
La antigua traza del ferrocarril entre Cubillos y Ponferrada muestra, en el entorno de la primera de las localidades, este aspecto durante unos 200 metros a ambos lados de la carretera principal de accedo a Cubillos (Y vestigio en uso del original Camino Real de Galicia). Son obras realizadas durante el verano que afectaron a otras calles del entorno.
El estrecho paso inferior de la carretera que rodea el embalse de Bárcena, lado Cubillos, bajo el ramal ferroviario a Compostilla II, ha sido desde su origen motivo de estorbo al tráfico rodado e incluso causa de accidentes. Comenzaron las obras para desmontarlo, cercenando así la continuidad de la vía ferroviaria, en el mes de noviembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario